martes, 4 de noviembre de 2014

CRITICA: EL JUEZ



El tema jurídico siempre ha sido una fuente recurrente para el séptimo arte.
Me llegan muchas referencias cinematográficas a la memoria, pero sin duda "Matar a un ruiseñor" y "Doce hombres sin piedad" se llevan la palma.
A tal punto, que se ha convertido en un subgénero muy interesante y con múltiples vertientes argumentales. Sin embargo, en los últimos años, han escaseado los films de abogados, estrados y leyes. La película de David Dobkin, es una buena noticia porque oxigena y devuelve esta categoría a primera linea. Pero ya está, no esperéis nada más.
Desde el principio, la historia camina hacia dos directrices: La judicial y la relaciones familiares. 
La realidad, es que "El Juez" ( El titulo ya juega con lo ambiguo; el magistrado como profesional y la figura del padre severo y recto) es una función dramática que se esconde detrás del juramento y de la toga. En su arranque ya enseña sin rubor sus cartas; un compendio de personajes envueltos en la soledad, rencor y dolor. El drama, sin llegar a los excesos, se mantiene hasta el final y deja en segundo plano todo lo que concierne al juicio y al acusado.
Con esos cimientos, la historia podría haber resultado notable, sin embargo, se queda en correcta, pues un cúmulo de tópicos y tics, devalúan la obra, que acaba sosteniéndose por sus dos principales actores: Los inmensos Downey JR. y Duvall. 
A "El Juez" le sobra metraje, humor y música; se hace larga y previsible. Hay instantes que parece un ejercicio serio, con peso y de facturación impecable y otros, donde pierde la esencia y ofrece una imagen débil y blanda. 
Es cierto que tiene momentos brillantes, pero en su conjunto termina siendo una película más de lo que pudo ser y no fue. Renuncia a enfangarse en el alma de los personajes y tampoco arriesga en la parte más judicial. 

"El Juez" es culpable porque tenía mimbres suficientes para hacer una excelente película y es inocente porque logra reunir a dos grandes actores que bordan su papel. 


En definitiva, para pasar un buen rato y poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario